lunes, 22 de octubre de 2018

CASA DE LOPE DE VEGA EN MADRID

Después de dos años estoy en Madrid como otras veces con el propósito de ver cosas nuevas.
El motivo es la reunión con mis hermanas, tenemos por delante tres días para disfrutar de todo lo que Madrid nos puede ofrecer.
No voy a relatar el día a día, solo aquello que es nuevo para mí.
Ya había reservado con antelación la visita a la Casa Museo de Lope de Vega, algo imprescindible para acceder a ella.


Se encuentra en el barrio de las Letras, calle de Cervantes. Sobre la puerta de entrada una inscripción que fue muy popular en Madrid.

 

Al fondo de la entrada hay un pequeño jardín con el "güerto" de Lope, a la derecha unas escaleras conducen a la vivienda.
La primera estancia que nos muestran es el oratorio con cuadros de la época, allí el escritor celebraba misa después de ser ordenado sacerdote.


Después pasamos a la zona más importante, el estudio, presidido por un retrato de Lope y rodeado de libros originales del siglo XVII, deposito de la Biblioteca Nacional.
Al lado se encuentra el estrado, una estancia característica del Siglo de Oro, con su espacio exclusivo para que las mujeres donde hacían labores, rezaban o leían.
A continuación el dormitorio con una ventana frente a la cama desde donde el anciano Lope podía seguir la misa del oratorio.
El comedor se usaba cuando había visitas, habitualmente comían en la cocina.
En la segunda planta están la habitación de los huéspedes, la de las sirvientas y la de los hijos del escritor, Lope y Carlos.


Agradable visita a una casa ambientada en el siglo XVII con muebles originales de la época, lo que nos permite hacernos idea de como era la vida una familia acomodada.

domingo, 2 de septiembre de 2018

DE NUEVO EN VALLADOLID- III

Nuestro último día en Valladolid vamos a visitar la Casa Museo de Cervantes, como somos madrugadoras estamos delante de ella antes de su apertura.


Cervantes estuvo en dos ocasiones en Valladolid. La primera siendo niño, la segunda ya de adulto estando la Corte en la ciudad. Aquí iniciaría los tramites para la publicación del Quijote. También se cree que pudo escribir algunas de sus "Novelas ejemplares" por las referencias a la historias de Valladolid y a lugares de ella y sus alrededores.
https://youtu.be/TDAQFe7ya4U
El museo es un conjunto de cuatro casas construidas por el arquitecto Juan de las Navas en 1601. La casa se compone de seis estancias en las que vemos el estilo de vida, la decoración y las costumbres de la época.


El mobiliario es del siglo XVII, algunas piezas cedidas en deposito por otras instituciones. En la foto el estrado que era el espacio destinado a las mujeres donde hacían sus labores y charlaban. A la izquierda vemos un bargueño o mueble escritorio que desempeñaba las funciones de los cajones de la mesa de despacho, pero también como caja de seguridad pues todos tenían compartimentos secretos.


















La casa conserva el suelo de baldosas de barro, con las paredes encaladas y el techo con vigas de madera.


En la fachada hay una placa colocada por el Ayuntamiento en 1866 cuando se demostró que allí vivió el escritor.


En la zona delantera de la casa hay un pequeño jardín con una fuente central, un sitio muy agradable para un pequeño descanso antes de continuar con nuestro paseo. Me ha encantado esta visita.













Damos un paseo para acercarnos hasta el Pasaje Gutiérrez único pasaje comercial de Valladolid inaugurado en 1886. Consta de dos tramos con una rotonda central donde está la estatua de Mercurio, dios del comercio. En su construcción se emplearon los materiales de la época, el hierro y el cristal. En la actualidad está restaurado.


Ya solo nos queda recoger las maletas para ir acercándonos a la estación.


Aprovechamos para atravesar el parque, llamado Campo Grande con un estanque con una pequeña cascada y recortados parterres.


Pero me sorprende encontrarme con la figura del pavo real que antes habitaba el parque de Oviedo. Nos encontramos con este presumido animal pavoneándose con su cola abierta.


Y para finalizar la visita la Plaza de Colón  ya con la estación enfrente. El Monumento a Colón tiene dos alturas con distintas escenas de la vida del descubridor que es el que remata el conjunto.
Damos por concluido el viaje, lo hemos disfrutado yendo a nuestro ritmo y realizando las visitas previstas.

jueves, 30 de agosto de 2018

DE NUEVO EN VALLADOLID- II

Amanece nuestro segundo día en Valladolid y de momento no llueve. Desayunamos en el hotel, todo estupendo.
Parte de la mañana pensamos dedicarla al Museo Nacional de Escultura instalado, principalmente, en el antiguo Colegio de San Gregorio estilo gótico isabelino. Pero tiene dos sedes más, el Palacio de Villena y la Casa del Sol.













Llegamos a la Plaza de San Pablo con la iglesia del mismo nombre y el Palacio de Pimentel en el que nació Felipe II.

Tiene una ventana esquinera de estilo plateresco y  un zaguán decorado con azulejos que representa historias de la vida de Valladolid.


Antes de la hora de apertura ya estamos esperando ante el Colegio de San Gregorio para tener tiempo de admirar la fachada inconfundible imagen de Valladolid y que es un derroche de profusión decorativa del gótico tardío.
Es la tercera vez que lo visito, de la primera poco me acuerdo, fue en mi viaje de estudios de fin de bachiller, de la segunda hace quince años pero hay muchos cambios.


Empezamos en la capilla que a sus pies tiene una maravillosa galería para el coro. Por lo demás la capilla es sencilla.


En ella hay una pieza que desconocía, un órgano de realejo o portátil que nos llamó la atención como para preguntar qué era, vivió su esplendor en el siglo XV.




La rica ornamentación del patio con pilares helicoidales y preciosos calados es magnífica así como la escalera de acceso al piso superior.


Ya en la primera sala de la visita encontramos una de las piezas importantes del museo la Virgen de la Piedad, obra del siglo XV perteneciente al gótico tardío.


Una escultura que me gustó fue la de Santa Ana, la Virgen y el Niño, la primera que vi de este tipo fue en Pravia, Asturias y desde entonces me han interesado.


Pero otra de las destacadas es la Magdalena penitente de Pedro de Mena, realizada en 1664 en madera policromada. A mi particularmente no me gustó.


Pero me pareció preciosa la Santa Eulalia de Luis Salvador Carmona, realizada entre 1760-1770, de estilo rococó.
Hay mucho que ver en el museo como por ejemplo los pasos tradicionales que las numerosas visitas me impidió fotografiar.


Yo quiero enseñar a mi amiga el Belén napolitano que se encuentra enfrente, en el Palacio de Villena que  alberga además, la Biblioteca, la Sala de conferencias, los talleres de restauración. En la página del Ministerio de Cultura se pueden ver muchas imágenes con escenas del Belén.
https://www.mecd.gob.es/mnescultura/visita/coleccion-visitable/belen-napolitano.html
La mañana ya está avanzada y nos damos un paseo a la vez que buscamos donde comer, lo que nos resultó un poco difícil. Después tenemos tiempo para descansar en el hotel que para eso lo buscamos en el centro.
La tarde ya está planificada, visita al Patio Herreriano, Museo de Arte Contemporáneo Español. Vamos a ver dos exposiciones: Sorolla "Un jardín para pintar" y Sorolla en su paraiso, álbum fotográfico del pintor. A las dos nos gusta y es una suerte poder aprovechar esta oportunidad.
Atravesamos la Plaza Mayor y tomamos la calle a la izquierda del Ayuntamiento, por ahí se sale a la Plaza de la Rinconada y enfrente, bajo unos arcos, tenía mi familia una farmacia.
Ya no existe nada, pero si hace quince años aun vi el cartel. Si queréis leer algo con relación a ello os remito a una entrada del blog.
http://estudiosadelarteviajeraempedernida.blogspot.com/2014/11/
Pero hay más sorpresas en esta plaza, me encuentro de frente con Javier Sierra que está ese día en la Feria del Libro y  al que tenía pensado ir a ver. Fue muy agradable al reconocerlo, incluso le expliqué donde era la feria.




Dejamos esto para luego y vamos a disfrutar de Sorolla. Muchos de los cuadros representan zonas del jardín de su casa en Madrid pero también de lugares como Sevilla o Granada.


Las fotografías son un testimonio de su vida en familia, el ambiente cultural de la época y los personajes con los que se relaciona.













Concluida la visita nos acercamos a la Feria del Libro a tiempo para asistir a la firma de Javier Sierra.

No hay demasiada gente y me compro el libro, después asistiremos a la entrevista a la vez que conocemos el Teatro Zorrilla que pasa desapercibido, únicamente lo delatan las banderas en la fachada.


Por fin he cumplido el deseo de conocer al escritor desde que leí "El maestro del Prado" publicada en 2013.
La entrevista resulta muy amena y el teatro nos ha encantado. No queda más que contar, el día se termina y es hora de descansar.


miércoles, 22 de agosto de 2018

DE NUEVO EN VALLADOLID

Esta vez el viaje a Valladolid es para hacer alguna visita concreta pues, ya son varias las veces que he visitado la ciudad, además tenemos la suerte de coincidir con la Feria del Libro, un aliciente más para mi amiga y para mi que somos buenas lectoras. Hace quince años de mi última estancia en la ciudad y más adelante compartiré un recuerdo.


Como siempre el viaje en tren con la llegada hacia las cuatro, caminamos hasta el Hotel Roma que está justo al lado de la Plaza Mayor, Pasamos por la Acera de Recoletos con edificios modernistas.
Llegamos al hotel y nuestra sorpresa es muy grata al comprobar que no nos equivocamos al reservar, la habitación es estupenda y muy limpia, no podemos pedir más.


Esta primera tarde tenemos previsto visitar el Museo de Arte Africano, desde que hice un curso sobre este tema lo tenía en mente. Su sede es el Palacio de Santa Cruz, antiguo colegio mayor que mandó construir el Cardenal Mendoza en 1482, terminado en 1491 es considerado como la primera construcción renacentista en España, en la actualidad pertenece a la Universidad de Valladolid.












Vamos a visitar la colección de Arte Africano de la Fundación Alberto Jiménez-Arellano con un extenso conjunto de objetos etnográficos, pero sobre todo la escultura, destacando el grupo de las terracotas.


La mayoría de las piezas proceden de pueblos que viven en torno a las cuencas de los ríos Níger y Congo. Nos pareció preciosa la "Cabeza de personaje femenino" del Reino de Ife, Nigeria del siglo X-XI.













Otra parte importante son las máscaras que aunque se denominen así son el atuendo completo.
Es imposible resumir todo lo que pudimos admirar en este museo pero incluyo, como es mi costumbre, un enlace por si os interesa saber más sobre este arte tan poco conocido.
http://www.fundacionjimenezarellano.com/


El edificio es una maravilla con sus ricos artesonados y un bonito patio, ya solo eso merece la pena la visita.


De allí nos vamos a la Casa Museo de Colón donde se recoge su historia pues vino a ver a los Reyes Católicos y se dice que murió en esta capital el 20 de mayo de 1506.


El edificio es reciente de 1965, reproduce la casa de Diego Colón en Santo Domingo. Los contenidos son muy amplios y con gran variedad de soportes gráficos, audiovisuales y sonoros. No se pueden hacer fotos en el interior, solo tengo la de Isabel la Católica en el exterior del museo.
Mientras, ha empezado a llover, tenemos una primavera muy lluviosa y nos ha tocado en este viaje. Nos apresuramos para ver si aún entramos a la Catedral pues mi amiga no la conoce.













Pasamos por la Plaza de la Universidad con la estatua de Cervantes frente a ella y aún tenemos un momento para ver el interior de la Catedral, aunque ya hay poca luz.





Pensábamos dar una vuelta por la Feria del Libro pero la lluvia nos desanima, la Plaza del Ayuntamiento está desierta.
Me ha sorprendido en nuestro caminar por la ciudad la cantidad de librerías que hay, nos han comentado que puede ser por su condición de ciudad universitaria.
Nos hemos pasado por Eurobook Librería de Idiomas, que yo había visto preparando el viaje y quería comprarme una lectura en inglés y también  un cuento para mi nieta.
Hemos aprovechado la tarde y nos vamos a descansar. La zona resulta muy tranquila, la calle es peatonal y nada interrumpe el sueño.